© 2018 SAMA BARCELONA

Carrer dels Mestres Casals i Martorell, 21

 Barcelona 08003 (Sta Catarina - El Born)

+34 661 370 001

info@samabarcelona.com

Colaboradora de la Libre Universidad

del Samadeva

SAMA DANCE

Maestros de danza como G. I Gurdjieff, y actualmente I. Lahore, observaron como, en diversas tradiciones, músicas y danzas eran utilizadas como instrumentos de transformación, de evolución del ser humano y para la transmisión de ciertos conocimientos. Crearon numerosas danzas estableciendo un puente entre el saber esotérico de Oriente y los métodos científicos de Occidente.

Experimentando el placer de bailar, descubriréis el espíritu de estas coreografías sagradas, que más allá de su dimensión artística, nos revelan respuestas a nuestras dificultades y sufrimientos, abriendo un espacio de libertad, de alegría de vivir, de existir. Un bello reencuentro con lo sagrado en sí!

Danzas del Samadeva

de Idris Lahore

Como cualquier forma de arte sagrado, estas danzas son sobrias, bellas, inspiradoras y puras. Conducen a un equilibrio corporal armonioso, al apaciguamiento de pensamientos y emociones ... Son una "ciencia del movimiento" que ofrece un camino de  acceso privilegiado a la verdadera presencia hacia uno mismo, generando crecimiento interno.

Cada movimiento lleva en su forma un simbolismo preciso. Su diversidad estimula tanto el cuerpo como la mente y transforma la parte más negativa en sí misma, dejando espacio para grandes sentimientos, alegría, serenidad ...
 
Las danzas de Samadeva encuentran su fuente en el arte tradicional de la civilización de Sámara (- 4000 años antes de nuestra era). Provienen de la dimensión artística del Samadeva Yoga. Estas danzas nacieron de espectáculos creados por Idris Lahore, maestro de danza último depositario de esta tradición.

Lo que no podemos descubrir de nosotros mismos a través de nuestro cuerpo, no  lo podremos descubrir en ninguna parte del mundo

Idris Lahore

Liberarse de condicionamientos que nos limitan


Según Gurdjieff nuestra mente es como una máquina que asocia unas cosas con otras y lo guarda en la memoria (como el disco duro de un ordenador). Por ejemplo un niño estaba en una habitación sin luz una noche de lluvia cuando paso algo trágico que le provocó un miedo agudo. En ese momento se crearon conexiones neuronales entre el acontecimiento trágico, la oscuridad y el sonido de lluvia. Años después ya de adulto es posible que cada vez estando en la oscuridad y escuchando la lluvia vaya a volver a vivir esa emoción negativa y tensiones musculares. De este modo durante la vida se construyen miles de conexiones y recuerdos mecánicos. 

Nuestros esquemas de pensamiento y posturas defensivas que fueron creados inicialmente para protegernos del dolor, con el tiempo se vuelven barreras que nos impiden conectar con la fuerza de vida que se esconde en nuestro interior. Hoy en día hay muchas prácticas que llegan a desasociar esas conexiones de manera selectiva como la Programacion Neuro-Linguistica (PNL) o el WingWave coaching. Los movimientos de Gurdjieff permiten hacer un trabajo de fondo para liberarse progresivamente de esos condicionamientos que nos limitan y permiten contactar la verdadera realidad dentro del propio ser. 

Danza libre de Malkovsky

 

Inspirado por Isadora Duncan, François Malkovsky creó una pedagogía de movimiento y escucha que transita un camino que permite al alma expresarse a través del cuerpo y a éste, escuchar el canto del universo.

A través del movimiento primigenio, simple, preciso y respetuoso con la morfología humana, buscamos lo verdadero, lo auténtico… y expresándolo encontramos lo bello.

 

El movimiento genuino, como muchos fenómenos naturales, se desarrolla en una sucesión de ondas, comparables a la de los árboles con el viento, a las olas del mar, a las órbitas celestes que siguen leyes inmutables; causalidad, sucesión, apertura y cierre, lateralidad, expansión y retracción, etc. En el ser humano la mayoría de estas ondas concéntricas proceden del plexo solar.

 

Danzas sagradas de Gurdjieff

Para muchos, la primera impresión de estos “movimientos” serán una revelación, ya que son muy diferentes de todo lo que se puede observar en el mundo de la danza. Para aquel que anda hacia el conocimiento de sí, de los otros y del mundo, estas danzas son como un libro que revela ciertas leyes del universo. Para aquel que las practique, ellas son también una disciplina del cuerpo y del espíritu, para una transformación interior.

George Ivanovich Gurdjieff era un filósofo místico, compositor y maestro de danza del siglo XIX-XX de origen griego-armenio. Desde joven viajó a muchos templos de Caucasia, Afganistán, Tíbet, Turquía, etc. De allí trajo al mundo moderno la figura del Eneagrama y movimientos sagrados que hoy en día se llaman Movimientos de Gurdjieff. Algunos movimientos tendrían más de seis mil años y se transmitían de generación en generación en escuelas de sabiduría.

Esas danzas son exactamente como nuestros libros. Igual como hoy la información se escribe en papel, antes se traspasaba con movimientos de siglo a siglo. Esas danzas se llaman Sagradas.
G.I. Gurdjieff

 No es la danza la que es libre, es el cuerpo que recupera su libertad

 

En la práctica los movimientos conforman coreografías que tienen como objetivo expresar distintas realidades de la existencia. El aporte de la danza libre es útil para el desarrollo de la presencia, consciencia y equilibrio y nos regala el encuentro con una alegría gozosa, prístina.                 

 

Su práctica no requiere ninguna competencia particular y se dirige a todas aquellas personas que desean un reencuentro con la verdadera conexión entre cuerpo y emociones.

Como Malkovsky decía “el gesto no es más que la confirmación externa de la actividad del alma.”